AHA´S PARA ACNÉ, MANCHAS Y ARRUGAS

 ¿Qué son y qué beneficios tienen para mi piel?


Cuidados

La piel es una de las partes de nuestro cuerpo que debemos cuidar durante todo el año, aunque en otoño y en invierno hay que prestarle especial atención y dedicación diaria, sobre todo para reparar los efectos creados de los agentes propios del verano. Además, no debemos olvidar que el otoño es la época más propensa a la aparición de manchas, imperfecciones, acné y otras problemáticas que durante la época estival no percibimos.

La limpieza diaria, aportar agua a la piel para no dejar que se deshidrate con una crema humectante, y  aplicar un tratamiento exfoliante, son tres de los pasos básicos a seguir para que nuestra piel luzca lisa y radiante en estas fiestas.

Te contamos algunas pautas y consejos básicos para reparar tu piel y prepararla, consiguiendo así tenerla perfecta  y protegida en la época de frío.

piel luminosa

¿Has notado que por la mañana, tu piel luce más luminosa y fresca?

Mientras duermes la circulación se hace ligera y mucho más fluida. En este momento, la sangre llega con mayor eficacia y facilidad al área superior del cuerpo, el cuello y la cabeza, y ahí se reparte este líquido nutritivo extendiendo los elementos nutricionales y el oxígeno por la piel del cutis. Así mismo, como la piel en este momento no esta expuesta al sol ni al viento o la contaminación, los compuestos que aceleran el envejecimiento celular (radicales libres) se eliminan en una mayor cantidad que durante el día.

Rutina de regeneración nocturna

Recuerda, que tu piel necesita limpieza diaria para retirar las impurezas del maquillaje, y de los radicales libres del medio ambiente, para que los poros obstruidos  se oxigenen mejor

Limpieza:antes de irte a dormir, debes  limpiar muy bien tu rostro, de manera que este libre de grasas, polvo, células muertas, microbios, maquillaje o cualquier agente que impida la obstrucción de los poros, ayudando así a la respiración celular, y evitando que la piel se asfixie y se muestre poco a poco más opaca, con imperfecciones, reseca, sensible y descamada.

Tratamiento para después de la limpieza de noche

Alfahidroxiacidos, Peelings y Exfoliantes

En una piel sana y joven el ciclo de regeneración es de 28 días, mientras que en una piel más madura necesita hasta 40 días, el proceso es más lento y el efecto se aprecia en arrugas, líneas de expresión e imperfecciones, ante lo cual conviene usar productos que ayuden a remover las células viejas y generar nuevas, tal es el caso de los “Fantásticos e Increíbles» ácidos frutales (AHA´S).

Los AHA´S abundan en la naturaleza, principalmente en frutas y vegetales, por eso son conocidos como ácidos frutales, entre los que destacan:

Cítricos. Se encuentran en limón, naranja, guayaba, piña y tomate; aclara pecas y manchas solares.

Glicólico. Se obtiene del jugo de la caña de azúcar, uva, piña y alcachofa. Muy útil para atenuar las arrugas y regular la secreción sebácea (primera causa del acné), además de acelerar el proceso de regeneración celular y participar en el blanqueamiento de la piel.

Láctico. Se extrae de plantas como mora azul y malta, mientras que en el reino animal se obtiene de la leche agria (de ahí que forme parte de la fórmula del yogurt y que éste sirva para mascarillas faciales). Acelera el proceso natural de renovación celular y descamación de la piel por desprendimiento de las capas superficiales.

Málico. Se encuentra en manzanas verdes; combate manchas solares.

Mandélico. Se obtiene de la almendra amarga y se emplea en la mayoría de las formulaciones cosméticas como regulador del pH (nivel de acidez de la piel); se recomienda para el tratamiento de acné por su actividad antiséptica.

Salicílico. Surge de la corteza del árbol llamado sauce. Tiene capacidad de renovación celular. Controla la producción de sebo, es antiinflamatorio y bactericida.

Tartárico. Se encuentra en las uvas, y combate manchas solares.

Los ácidos frutales participan en la limpieza profunda de la epidermis (proceso llamado exfoliación química), de manera suave pero eficaz, además de que estimulan la generación de colágeno, sustancia propia del organismo que proporciona firmeza y relleno al cutis. Por si fuera poco, tienen efecto antimanchas, ya que favorecen la eliminación más rápida del pigmento que da color a la piel (llamado melanina) por efecto de la exposición al Sol, porsupuesto tambien ilumina y unifica el tono del rostro, alisa y elimina imperfecciones como el acné adulto, joven y los miliums.

Encontrarás distintos grados de ácidos frutales en la composición de algunas cremas, menos del 8%, funcionan como hidratantes, las de 8% al 20% como despigmentantes y exfoliantes. Os recomiendo utilizar este tipo de tratamiento durante todo el Otoño e Invierno o hasta que tu piel tenga mejor aspecto.

Recuerda utilizar una crema solar por la mañana después de la limpieza, ya que estos productos són fotosensibles.

¡No dejes pasar más tiempo y aprovecha esta época para alisar y unificar el tono de tu piel!

Si quieres conocer nuestra gama de productos clika aqui.